Rehabilitación y estimulación cognitiva

¿Qué es la Rehabilitación Neuropsicológica?

By 20 junio 2018 marzo 21st, 2019 Sin comentarios

Según Organización Mundial de la Salud (1996) “la Rehabilitación Neuropsicológica implica la restauración de pacientes al más alto nivel posible de adaptación física, psicológica y social. Incluyendo todas las medidas dirigidas a reducir el impacto de la incapacidad y la condición de desventaja y esfuerzo por lograr que las personas alcancen una interacción social óptima”.

Por lo tanto, cuando hacemos referencia al concepto de Rehabilitación Neuropsicológica, debemos tener en cuenta que engloba un campo de estudio y actuación muy amplio del que forman parte diferentes estrategias y métodos de intervención terapéutica cuyo fin es lograr el nivel óptimo de integración social del paciente.

¿En qué consiste?

Los primeros tratamientos de Rehabilitación Neuropsicológica tenían como foco principal la reestructuración de las funciones cognitivas en personas con daño cerebral. No obstante, la experiencia mostró que centrarse solo en ese factor no aseguraba la optimización funcional del paciente. Factores como la ansiedad, la baja autoestima, la inseguridad, entre otros, son parte de este proceso y por ello también parte del tratamiento. De la misma forma, la integración de la persona en actividades sociales y/o laborales ha demostrado ser una parte importante del conjunto de actividades terapéuticas que describen este tipo de tratamientos.

Por ello, para lograr el objetivo terapéutico, la Rehabilitación Neuropsicológica parte de un despliegue de diferentes estrategias y métodos de intervención dirigidos a lograr cambios funcionales que se pueden agrupar de la siguiente forma:

Rehabilitación cognitiva: Ésta técnica se basa en una serie de mecanismos cuyos objetivos son el mantenimiento y/o mejora de las funciones cognitivas. El abordaje de la optimización de la capacidad cognitiva de cada paciente se logra principalmente con mecanismos de:

  • Restauración: El profesional trabaja directamente sobre la función o funciones deterioradas.
  • Compensación: Cuando el daño está muy avanzado, se trabaja reforzando las habilidades preservadas para lograr una compensación del déficit.
  • Sustitución: Este mecanismo se basa en el aprendizaje de diferentes estrategias cuyo objetivo es minimizar la disminución de las funciones cognitivas.

Modificación de la conducta / Tratamiento cognitivo-conductual: Englobamos en esta parte de la rehabilitación del paciente todos aquellos métodos psicológicos para lograr una óptima adaptación, así como, la eliminación de conductas y pensamientos desadaptados y cambio y/o implantación de aquellos favorables para el paciente.

Intervención con familias: Asesoramiento a las personas de su entorno sobre cómo tratar a la persona afectada y su rol en el proceso de rehabilitación. Es muy importante en esta parte del tratamiento la colaboración del cuidador/a principal.

Readaptación vocacional o profesional: Esta parte del proceso terapéutico se centra en el estudio y ejecución de todos aquellos factores que potencian y facilitan la readaptación e integración laboral del paciente, así como, el mantenimiento de la misma.

Debemos entender, por lo tanto, que la Rehabilitación Neuropsicológica no se trata de un proceso aislado, sino que engloba un conjunto de actividades terapéuticas de forma interactiva entre el paciente, la familia, el equipo terapéutico y su contexto social.

 

Fundamentos básicos de la Rehabilitación Neuropsicológica

–          El tratamiento debe ser individual y personalizado.

–          El diseño y la estructuración del proceso se hará en función de los resultados obtenidos en la evaluación neuropsicológica.

–          El desarrollo del tratamiento se centrará en el paciente y en sus necesidades tanto a nivel cognitivo, conductual como emocional.

–          La psicoeducación del paciente sobre su estado y sus limitaciones, así como, el entendimiento del proceso terapéutico y su implicación, será fundamental en la recuperación.

–          Los profesionales que forman parte de la rehabilitación deben trabajar en equipo, compartir y tener bien claros los objetivos marcados.

El neuropsicólogo:

–          El neuropsicólogo no se centrará solo en los aspectos cognitivos, trabajará también en la adaptación y mejora de los aspectos emocionales y conductuales.

–          Debe tener un elevado conocimiento sobre el funcionamiento cerebral, así como, estar al día de los últimos avances en el campo neurocientífico.

–          Debe adoptar diferentes perspectivas de trabajo en función de las necesidades del paciente y no debe centrarse en un modelo teórico de forma exclusiva.

 

¿Qué efectos tiene la Rehabilitación Neuropsicológica en el Sistema Nervioso Central?

La rehabilitación neuropsicológica parte de la premisa de que el Sistema Nervioso Central no es una estructura estática e inalterable. Por fortuna, se trata de una estructura dinámica que, ante cualquier lesión sin importar la causa originaria, manifiesta una capacidad de adaptación cuyo propósito es minimizar tanto las alteraciones funcionales como estructurales. Esta capacidad de adaptación es conocida como “plasticidad cerebral” o “neuroplasticidad” y su objetivo es atenuar los efectos adversos de las lesiones, así como, reaccionar ante cambios ambientales tanto internos como externos. No obstante, esta capacidad de cambio depende de factores como la edad del paciente, la dominancia cerebral, la reserva cognitiva, el tiempo trascurrido desde la aparición de la lesión, así como la forma en la que la lesión se presenta (vascular, traumática, tumoral, degenerativa, …).

Un programa de Rehabilitación Neuropsicológica individual y personalizado tendrá como objetivo obtener el máximo potencial de la capacidad de plasticidad cerebral de nuestro Sistema Nervioso optimizando su funcionamiento y logrando una adaptación favorable del paciente a su entorno logrando su bienestar.

 

¿A quién le puede beneficiar la Rehabilitación Neuropsicológica?

Uno de los focos principales de actuación de este tipo de programas terapéuticos son aquellas personas que conviven con enfermedades neurodegenerativas que cursan con un progresivo deterioro cognitivo como pueden ser personas con enfermedad de Parkinson o demencia tipo Alzheimer, entre otras. No obstante, también son beneficiosos para aquellas personas que hayan sido víctimas de un traumatismo craneoencefálico o accidente cerebrovascular, niños o adultos con Trastorno por Déficit de Atención (TDAH), e incluso, aquellos ancianos que viven un envejecimiento normal, pero quieran beneficiarse de este tipo de tratamientos a modo de prevención.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies