Deterioro Cognitivo Leve

ALZHEIMER

¿Qué es el Deterioro Cognitivo Leve?

Por Deterioro Cognitivo Leve (DCL) entendemos el momento en que existen problemas de memoria o de otros dominios cognitivos evidenciados mediante pruebas estandarizadas pero que cursan sin repercutir en el funcionamiento normal o autónomo en las actividades de la vida diaria de la persona afectada.

Si bien existen distintos perfiles de DCL, la forma amnésica, caracterizada por un déficit en la memoria reciente, se asocia con un mayor riesgo a desarrollar enfermedad de Alzheimer. Por ello, algunas formas de DCL se consideran como la etapa de transición entre la normalidad cognitiva y la demencia.

¿Cómo se hace el diagnóstico de DCL?

El diagnóstico de DCL y la determinación del perfil o tipo de DCL que se padece, se realiza mediante el examen neurológico y neuropsicológico exhaustivo junto a, en algunos casos, el uso de pruebas complementarias como analítica y pruebas de imagen cerebral.

Dado que en el DCL no existen otros síntomas que la impresión subjetiva de que la memoria u otros procesos no funcionan bien, resulta imprescindible realizar una evaluación neuropsicológica exhaustiva. Esta prueba, permite determinar la existencia o no de un rendimiento alterado o por debajo de lo esperado para la edad del individuo. Cuando esta evaluación resulta positiva para DCL, se plantea la posibilidad de realizar otras pruebas complementarias que permitan determinar la causa y posible tratamiento del DCL.

Tipos de DCL y pronóstico

Los factores principales que categorizan los diferentes tipos de DCL se centran en la existencia o no de alteración en la memoria (amnésico o no amnésico) y, por otro lado, si el deterioro observado repercute a una única función cognitiva o varias (monodominio o multidominio).

DCL de tipo amnésico

Este subtipo se caracteriza por la pérdida de memoria episódica (memoria relacionada con sucesos autobiográficos) como síntoma principal. La probabilidad de que el DCL de tipo amnésico evolucione a una enfermedad de Alzheimer es elevada.

DCL de tipo no amnésico

Este subtipo cursa con la alteración de un solo dominio distinto a la memoria. Son frecuentes las alteraciones conductuales y/o comportamientos inapropiados. Se puede relacionar con demencia de tipo frontotemporal, pero también con daño de tipo vascular.

DCL amnésico multidominio

En este otro tipo de DCL amnésico, se observa deterioro sutil de la memoria junto a otras funciones cognitivas. Se relaciona con frecuencia con la demencia tipo Alzheimer o demencia vascular o mixta.

DCL no amnésico multidominio

En este subtipo existe alteración en varias áreas cognitivas, pero no hay deterioro de la memoria como elemento central. Se podría relacionar con demencia de tipo vascular o Cuerpos de Lewy.

¿Qué podemos hacer?

Acudir a un profesional

Ante cualquier signo de alerta siempre acudir a un profesional. A partir de una evaluación neurológica y neuropsicológica podremos obtener un diagnóstico temprano e iniciar el tratamiento oportuno o, si fuera necesario, llevar un seguimiento de la evolución de los síntomas del paciente.

Detección y tratamiento de los factores de riesgo vascular

La hipertensión, la diabetes y el sobrepeso, entre otros, se han relacionado con un aumento de riesgo de desarrollar deterioro cognitivo.

Alimentación

Una dieta saludable y equilibrada ha demostrado reducir el deterioro de las capacidades cognitivas, concretamente de la memoria.

Actividad física

El ejercicio físico de forma regular a demostrado ser un factor protector de la atrofia cerebral.

Estimulación cognitiva

Mantener la mente en forma. Realizar actividades que estimulen el pensamiento, nuevos aprendizajes, así como, mantener una vida social activa ha demostrado ser beneficioso para el mantenimiento de las funciones cognitivas.

SOLICITE INFORMACIÓN / VISITA

Solicitar