Demencia frontotemporal

ALZHEIMER

¿Qué es la Demencia frontotemporal?

La Demencia frontotemporal (DFT) es una enfermedad neurodegenerativa que afecta principalmente a las regiones del lóbulo temporal y frontal del cerebro.  Los síntomas de esta enfermedad pueden ser variables entre pacientes, pero a diferencia de la enfermedad de Alzheimer, donde predominan problemas de memoria, en la DFT los primeros síntomas suelen implicar dificultades en la producción del lenguaje y cambios progresivos de personalidad incluyendo irritabilidad, pérdida de la empatía, apatía y conductas repetitivas.

¿Qué causa la DFT?

La DFT forma parte del conjunto de enfermedades que denominamos “taupatías”. Estas se caracterizan por la presencia de agregados “tóxicos” de una proteína denominada Tau que tiende a acumularse en las neuronas causando su disfunción y muerte. En el contexto de la DFT, la proteína Tau tiende a acumularse en las regiones frontales y temporales, y es por ello que las alteraciones más características se encuentran en estas partes del cerebro.

No existe un mecanismo que explique porque algunas personas desarrollan esta enfermedad. Si sabemos, que existen ciertas mutaciones genéticas que predisponen a padecerla, no obstante, más de la mitad de pacientes con este tipo de demencia no tienen antecedentes familiares.

¿Cuáles son los síntomas de la DFT?

Los síntomas varían de una persona a otra, no obstante, los síntomas más frecuentes son:

Cambios de conducta

Una de las características más notables de la DFT son los cambios de personalidad y de comportamiento del afectado. Los síntomas más frecuentes son:

  • Desinhibición
  • Irritabilidad
  • Comportamientos compulsivos
  • Falta de empatía
  • Falta de juicio y comportamientos inadecuados
  • Apatía

Alteraciones del lenguaje

Algunos pacientes con DFT exhiben un progresivo deterioro del habla o de otras capacidades relacionadas con el lenguaje. Existen en particular formas específicas de DFT denominadas “variante afasia progresiva primaria” y “variante demencia semántica” que se caracterizan eminentemente por un deterioro progresivo de la capacidad de producción y comprensión del lenguaje hablado y/o escrito.

Trastornos de la memoria y las funciones ejecutivas

Otros síntomas característicos de la DFT tienen que ver con las dificultades en la organización, planificación y mantenimiento de la atención, así como en la memoria.

Los síntomas de demencia frontotemporal empeoran de forma progresiva con los años hasta que el enfermo llega a precisar de atención continua en su día a día.

Diagnóstico y tratamiento

Hacer un diagnóstico de DFT en fases iniciales requiere diferentes pruebas:

  • Evaluación médica neurológica
  • Pruebas neuropsicológicas
  • Pruebas de imagen: Resonancia Magnética (RM) y/o Tomografía por Emisión de Positrones (PET)

Actualmente no existen tratamientos curativos para la DFT, pero si múltiples opciones terapéuticas que permiten manejar los síntomas que esta enfermedad asocia. Los tratamientos actuales para la DFT se orientan a intentar ralentizar la progresión de los síntomas y mejorar la funcionalidad de los pacientes.

SOLICITE INFORMACIÓN / VISITA

Solicitar