Parkinson Natura

SERVICIOS CDINC

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la pérdida o degeneración de neuronas en una estructura situada en el cerebro denominada substancia negra. . Esta pérdida provoca la falta de dopamina, una sustancia que transmite la información necesaria para que realicemos movimientos con normalidad. Su ausencia hace que el control del movimiento se vea alterado, dando lugar a los síntomas motores típicos como el temblor en reposo o la rigidez.

Existen síntomas motores y no motores en la enfermedad de Parkinson. Los síntomas motores son aquellos que afectan al movimiento como pueden ser el temblor, la lentitud, la rigidez y/o los trastornos de la marcha, entre otros. Los denominados síntomas no-motores son los relacionados con la depresión, la apatía, la ansiedad, el dolor, los trastornos del sueño, los problemas urológicos y sexuales, así como los problemas de memoria y de otras funciones cognitivas que también afectan a gran parte de los pacientes.

La medicación para la enfermedad de Parkinson es fundamental en el tratamiento de los síntomas de la enfermedad. El uso de los diversos medicamentos disponibles debe adecuarse a las diferentes manifestaciones con los que se presenta la enfermedad en cada persona. En cualquier caso, el uso de de fármacos orientados al manejo de los síntomas motores y no-motores de la enfermedad de Parkinson representa solo una parte del manejo integral de la enfermedad pero no son suficientes para para asegurar óptimo control de la misma. Por ello, es muy aconsejable complementar los fármacos con ciertos cambios en los hábitos y el estilo de vida como la alimentación, la actividad física y el ejercicio mental.

¿Qué es Parkinson Natura?

Parkinson Natura define una serie de procedimientos orientados a complementar el tratamiento farmacológico con el objetivo de controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Un equipo multidisciplinario coordinado por una enfermera especializada en enfermedad de Parkinson, le ayudará a evaluar las necesidades y a seleccionar cuidadosamente los recursos que, con sólida base científica, resultan más adecuados para el control de su enfermedad.

A partir de una visita de valoración inicial, nuestro personal experto obtendrá una serie de mediciones que aportarán información del funcionamiento general de cada paciente y del tipo de recomendaciones y tratamientos complementarios de los que se podría beneficiar. En esta visita se incluirá el estudio mediante analítica de los valores en ciertos indicadores que se relacionan con un peor pronóstico o severidad de los síntomas.

Paralelamente, se explorará la posible presencia de síntomas no-motores que frecuentemente podemos encontrar en la enfermedad de Parkinson, así como las causas relacionadas. Se realizarán estudios nutricionales y de hábitos alimentarios, así como estudios de calidad del sueño, estado de ánimo, memoria, lenguaje y capacidad física.

Con la información recopilada, se definirá un plan te intervención dirigido de manera individual a cada paciente que podrá incluir ciertas recomendaciones dietéticas, pautas de ejercicio aeróbico, fisioterapia, logopedia, higiene del sueño, estimulación cognitiva, relajación o psicoterapia, entre otras.

El objetivo último de Parkinson Natura es lograr el tratamiento integral de la enfermedad de Parkinson empleando procedimientos complementarios avalados científicamente

SOLICITE INFORMACIÓN / VISITA

Solicitar