Tratamiento del temblor resistente a medicamentos mediante Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad

El temblor es un trastorno del movimiento que puede aparecer de manera primaria,  o bien de forma secundaria relacionado con otro trastorno, como por ejemplo en la enfermedad de Parkinson.

No existe un único medicamento eficaz para el tratamiento del temblor, y los pacientes difieren enormemente en su respuesta a las terapias, por lo que requieren tratamientos individualizados.

El temblor primario más representativo es el Temblor Esencial. El Temblor Esencial es el trastorno del movimiento más frecuente. Afecta a casi el 3% de la población: unos 1,4 millones de personas en España. La causa del Temblor Esencial no está clara, pero los casos a menudo se presentan en familias (temblor familiar).

Aunque el Temblor Esencial es visto como una enfermedad relativamente benigna, puede empeorar la calidad de vida de los pacientes al limitar su capacidad para comer, asearse, escribir, realizar actividades domésticas y profesionales. También puede limitar la vida social de los afectados.

El tratamiento inicial es con medicamentos, pero un porcentaje significativo de pacientes con Temblor Esencial no se controla adecuadamente con medicamentos, o experimenta efectos secundarios o contraindicaciones.

Tratamiento mediante Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (FUS ó HIFU)

Cuando el temblor no se controla con medicamentos, la opción de tratamiento más eficaz es actuar directamente sobre el circuito cerebral del temblor, en la estructura llamada tálamo. La diana es una región del tálamo llamada núcleo ventral intermedio (Vim).

Sobre el tálamo se puede actuar mediante Talamotomía o mediante Estimulación Cerebral Profunda.  La Estimulación Cerebral Profunda consiste en la implantación quirúrgica de electrodos en el tálamo para frenar el temblor mediante impulsos eléctricos procedentes de un neuro-estimulador.

La Talamotomía consiste en desconectar el circuito del temblor mediante la una ablación terapéutica. La ablación terapéutica se puede obtener con distintos métodos, como la aplicación de Radiofrecuencia a través de un electrodo insertado quirúrgicamente en el tálamo, empleando Radiación Gamma transcraneal (Radiocirugía Estereotáctica), o mediante Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad guiados por Resonancia Magnética (ResoFUS o HIFU).

Los Ultrasonidos Focalizados transcraneales permiten practicar una Talamotomía de un modo método mínimamente invasivo y mediante control constante por Resonancia Magnética (ResoFUS). Esta nueva tecnología enfoca haces de energía ultrasónica con precisión en objetivos profundos del cerebro sin dañar el tejido normal circundante. Cuando los haces convergen, el ultrasonido produce un aumento focal de la temperatura del tejido, que permite tratar la enfermedad sin cirugía convencional. La Talamotomía ResoFUS se lleva a cabo con el paciente despierto, y no requiere incisiones en el cuero cabelludo, aperturas craneales ni inserción de material protésico. Gracias a la interacción personal y a la imagen mediante Resonancia Magnética, es posible controlar el estado del paciente durante todo el procedimiento.

Los tratamientos actuales se están practicando en un solo lado del cerebro. No obstante, se están realizando estudios para poder llevar a cabo tratamientos Vim bilaterales por etapas.

La Talamotomía ResoFUS puede ofrecer los siguientes beneficios en el tratamiento de Temblor:

  • Es un tratamiento único no invasivo que permite a los pacientes recuperarse con rapidez y volver rápidamente a las actividades de la vida normal (generalmente en pocos días).
  • No precisa incisión, ni apertura craneal, ni inserción de instrumentos en el cerebro. Por ello tiene un riesgo más reducido de infección y de hemorragia cerebral.
  • Ofrece una resolución rápida de los síntomas.
  • A diferencia de la Talamotomía realizada con Radiocirugía Estereotáctica, la Talamotomía ResoFUS no utiliza radiación ionizante, evitando así efectos secundarios potenciales de la exposición a la radiación.
  • Debido a que no es invasivo, es una opción para pacientes Temblor Esencial médicamente refractarios (aquellos que no responden bien a la medicación) que no desean someterse a cirugía, o bien que por su edad o estado de la salud quedan excluidos de tratamiento quirúrgico.
  • La técnica ResoFUS también puede mejorar la calidad de vida y disminuir el coste de la atención para pacientes con enfermedad de Parkinson y a pacientes con temblor causado por traumatismos craneales, esclerosis múltiple, o accidentes vasculares cerebrales (“ictus”).
  • El uso de la tecnología ResoFUS cuenta con la aprobación de la Agencia Europea de Tecnologías Sanitarias y de la Food & Drug Administration (FDA).
Técnica rápida e indolora
No invasiva, sin incisiones
Sin anestesia general ni radiación
Segura y eficaz
Totalmente ambulatorio

El tratamiento de Ultrasonidos Focalizados de Alta intensidad ofrece mejoras muy significatives y persistentes de manera ràpida e indolora

Paciente previo tratamiento

Paciente post tratamiento

Paciente previo tratamiento

Paciente post tratamiento

En CDINC contamos con la experiencia del prestigioso neurocirujano Dr. Jordi Rumia y la tecnología única de resoFUS disponible en el Centro Médico Alomar.

Contacte con nosotros para recibir información sin compromiso y valorar la idoneidad de ser tratado con resoFUS

SOLICITE INFORMACIÓN / VISITA

Solicitar