Los trastornos del sueño se definen como una patología relacionada con alteraciones en el modo de dormir. Este tipo de trastornos no son una patología grave en sí misma, no obstante, la repercusión que pude tener en la vida diaria puede llegar a ser importante, pues el agotamiento físico, el bajo rendimiento, el sueño diurno, entre otros, pueden afectar gravemente nuestra rutina.

Tipos y síntomas

Existen diferentes trastornos asociados al sueño, cada uno de ellos caracterizado por una sintomatología específica diferenciada. Los trastornos y síntomas más comunes son:

Tipo

Síntomas

Insomnio

  • Incapacidad para conciliar el sueño por la noche
  • Despertares nocturnos
  • Fin prematuro del sueño

Apnea del sueño

  • Pausa en la respiración durante el sueño

Narcolepsia

  • Episodios de sueño repentinos en horas de vigilia
  • Ausencia de sueño de ondas lentas (originando un paso directo a la fase REM)

Trastornos de conducta asociados al sueño REM

  • Representación del sueño levantándose y moviéndose de forma inconsciente

Trastornos asociados al sueño de ondas lentas (fase profunda)

  • Conductas inadaptadas durante esta fase del sueño
  • Sonambulismo
  • Enuresis nocturna
  • Terrores nocturnos

Si bien es cierto, cualquier tipo de trastorno asociado al sueño impide tener un sueño reparador, por este motivo también es importante destacar los síntomas asociados a los problemas de la falta de calidad del sueño que cursan con este tipo de trastornos de forma general.

Los síntomas más comunes son:

  • Fatiga y/o agotamiento físico
  • Sueño diurno
  • Bajo rendimiento laboral
  • Dificultad para cumplir las obligaciones personales y familiares

Causas de los Trastornos del sueño

El origen de este tipo de trastornos es muy variado, en ocasiones, son consecuencia de otras enfermedades. Así también, pueden ser un factor de riesgo para otro tipo de trastornos.

Algunas de las causas que cursan o agravan este tipo de trastornos son:

  • Ansiedad
  • Depresión grave (hipersomnia)
  • Hipertiroidismo
  • Enfermedad psiquiátricas
  • Dolor
  • Ronquido
  • Bruxismo
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Sedantes, antihistamínicos, neurolépticos o antidepresivos

Diagnóstico y tratamiento

El correcto diagnóstico de estos pacientes se efectúa desde un enfoque multidisciplinar. Para su diagnóstico se realiza principalmente una polisomnografía (prueba el sueño) cuyo objetivo es el registro de las variables fisiológicas durante la noche. Una vez se ha hecho el diagnóstico correcto, el especialista podrá tratar la mayoría de los trastornos asociados al sueño de forma eficaz.

SOLICITE INFORMACIÓN / VISITA

Solicitar